• Dean
  • Dean
  • Dean

Dean es negro y por eso, nadie lo quiere

Nuestro pobre Dean está perdiendo la esperanza. Lleva meses en adopción y nadie ha preguntado por él.

En estos meses, ha visto cómo muchos de sus compañeros se iban felices con sus nuevas familias: Grandes, pequeños, cachorros, mayores, otros labradores de color claro... pero él es negro, y por eso, aún sigue allí.

Lo sacamos de la perrera a punto de ser sacrificado, lleva meses en residencia y no lo lleva nada bien, porque Dean es muy cariñoso y mimoso y necesita tener contacto con las personas, pero allí se está apagando poco a poco.
La mirada triste de Dean es la de un animal que ha perdido la ilusión, porque de todos los nuestros, es el que más ansía una familia y el que menos posibilidades tiene.

Nos resulta imposible acabar con el prejuicio hacia los perros negros. Y sin embargo, le decimos a nuestros hijos que no hay que juzgar a una persona por su físico ni color de piel.
Entonces, ¿Por qué se juzga a Dean por su pelaje?

Si estás pensando en ayudar a algún animal que de verdad lo necesite, adopta a Dean.
Piensa que nadie se fijará en él si no lo haces tú.

Dean no puede morir en una residencia sin haber conocido el calor de una familia.

Si te interesa Dean y quieres que te contemos más cosas sobre su forma de ser y situación, déjanos tu correo aquí y nosotras contactaremos contigo.

Contacta con nosotras

Si aún tienes alguna duda, estaremos encantadas de hablar contigo.

Boletín de noticias

¡Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas ninguna novedad!



¡Déjanos tu mensaje!